En la Casa De Dios...

Un Dios

Servimos a un Dios Padre. Él nos ama y desea lo mejor para nosotros. Sus pensamientos son de paz y no de mal y quiere darnos el fin que esperamos. No solo desea lo mejor para nosotros, sino que ya nos dio lo mejor de Él, su único Hijo Jesús para morir en la cruz y darnos la oportunidad de ser llamados Hijos de Dios.  Si Él ya nos dio lo más precioso de Él, que más no nos dará. No debe de haber otra cosa más valiosa para nosotros que tener una relación íntima con Él, y agradarle en toda nuestra manera de vivir. Buscarlo y amarlo de todo corazón entendiendo que haciéndolo, todo lo demás vendrá por añadidura. Nuestro Padre no está interesado por nuestro ayer, sino lo que puede hacer con nosotros hoy, para tener un mejor mañana.  Por su gracia es que sois salvos por medio de la fe; y esto no es de vosotros, pues es don de Dios; y no por obras para que nadie se gloríe.